El mundo resplandeciente Margaret Cavendish The Blazing World

El mundo resplandeciente (The Blazing World): una utopía de 1666

El mundo resplandeciente (The Blazing World) es una de las primeras obras de ciencia ficción utópica que podemos encontrar en la historia, y probablemente el primero que aborda mundos paralelos. Publicada inicialmente como apéndice de Observations Upon Experimental Philosophy en 1666, una publicación científica especializada en conceptos de materia y composición atómica. Escrita por Margaret Cavendish.

El mundo resplandeciente narra la historia de una joven que viaja a un nuevo mundo llamado Blazing World, al que llega a través del Polo Norte. Allí se topará con una sociedad utópica y conoceremos la experiencia que vive.

La protagonista conversa acerca de filosofía natural con las bestias atropomórficas con conocimiento que pueblan el Blazing World. En estas conversaciones Cavendish introduce teorías científicas de observaciones sobre la filosofía experimental en la historia. Se tratan temas diferentes como el origen del trueno y el relámpago, la alquimia, la medicina galénica, los viajes y guerras submarinos o el uso de las ópticas para crear telescopios y microscopios.

Sobre la autora de El mundo resplandeciente (The blazing World)

Margaret Cavendish (Margaret Lucas antes de su matrimonio) nació en 1623 en una familia aristocrática y realista en Colchester, Essex. En su infancia recibió una educación privada, aunque básica, pero al parecer leyó una gran cantidad de obras acerca de temas que generalmente se reservan para los académicos varones. Se convirtió en una escritora notablemente prolífica en muchos géneros, y era inusual que publicara con su propio nombre cuando la mayoría de las autoras escribían de forma anónima.

En sus años más jóvenes, Cavendish viajó con la esposa de Carlos I, Enriqueta María, a su exilio en Francia. En 1645 se casó con William Cavendish, marqués de Newcastle-upon-Tyne, que era más de 30 años mayor que ella. Aunque negó haber sido el autor en secreto de sus obras, como insistían algunos detractores, Cavendish reconoció abiertamente a su marido como una influencia importante en su obra.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.